Paladar hendido y labio leporino

El paladar hendido y el labio leporino son dos defectos de nacimiento comunes pero diferentes que afectan a uno entre 700 recién nacidos. Estas deformidades del desarrollo se producen en el primer trimestre del embarazo: el labio leporino en la séptima semana; y el paladar hendido, en la novena.

Un labio leporino es básicamente una separación de los dos lados del labio. En muchos casos, esta separación incluye el hueso y la encía de la mandíbula superior. El paladar hendido se produce cuando los lados del paladar no se unen cuando el feto está en desarrollo, lo que ocasiona una abertura en el paladar.

La hendidura puede darse en un lado de la boca (unilateral) o en ambas (bilateral). La cirugía normalmente se realiza en los primeros seis meses de vida del niño para cerrar las hendiduras. La restauración dental causada por la deformidad se trata más adelante en la vida del niño.

El Dr. Luque y su equipo realizan cientos de cirugías de paladar hendido y labio leporino al año. Las que se efectúan en el Centro incluyen el cierre primario del labio leporino, la revisión secundaria del mismo y del paladar blando y duro; reparación de la fístula oral-nasal, cirugía ortognática de la hendidura, osteotomía maxilar, osteotomía mandibular e injertos de las hendiduras alveolares.